domingo, 28 de agosto de 2016

En fase de creación. Osasuna 0- Real Sociedad 2

Antes de hablar del partido convendría poner una serie de condicionantes que lo marcan, para bien y para mal: debut en El Sadar, ensamblaje de gente nueva, lesión de un hombre importante nada más empezar, ausencias, 35º de temperatura y segundo partido de liga.

Martín me sorprendió de inicio con un esquema muy usado en su momento, con Mikel Merino como eje único del equipo, y ya para el minuto 20 no me presagiaba nada bueno la soledad de Oier en ese centro del campo. Los dos equipos tenían un triángulo central idéntico, pero en el que la superioridad Zuru-Pardo contra Oier me dejaba sensación de poder pasarlo peor que la de De las Cuevas-Mérida contra Illarra

¿Por qué? Porque a Illarra le ayudan a la hora de defender y se producía un dos contra dos y nosotros dejábamos a Oier en inferioridad, creando la Real las contras en esa zona para apoyarse en Oyarzabal como enganche con Juanmi. Suerte que eran fuegos de artificio como los de La Concha.

Igual que en Málaga e igual que en los más de veinte años que lleva Martín en los banquillos, el juego de su equipo nunca se creará en el pivote y sí en las bandas o en línea de tres cuartos. Ahí hubo una buena salida de Javi Flaño (esperemos que el susto no sea nada, pero poco me gustaron sus gestos de dolor), de un incisivo y vertical Jaime (luego diré qué no me gusta) y de De las Cuevas, no así de Oirol Riera que se empeñó en bajar en exceso a por el balón y luego no llegaba fresco a donde él hace daño.

En una primera parte ya terminada llegaron una cadena de errores defensivos que gente con la calidad de Zuru y de Oyarzabal no perdonan. Estuvimos blanditos atrás y eso en primera nos puede costar muchísimo. Injusto resultado y esas cosas que se dicen pero que no dejan de ser lamentos de cuando pierdes.

La segunda parte ya fue otra cosa. Con resultado favorable la Real estuvo más fuerte en el campo, incluso diría más ambiciosa dentro de un partido que daba la impresión de tomárselo como amistoso, y nosotros bajamos un poco el pistón fruto del desgaste físico en un día infernal incluso para estar en la grada. Imaginad para estar en el campo...

Cambio de posición entre Oier y Mérida pero igual esquema, no así la propuesta. Con el de Estella adelantado la presión a Illarra era más efectiva aunque a la Real no le importaba mucho, ya que empezó a jugar más en largo para buscar la espalda de la defensa pelín más adelantada.

En una de estas llegó la jugada de mala suerte de Unai que también enseña un error; ese despeje no puede ir ahí nunca. Lástima el error porque el chaval no hizo mal partido, ni mucho menos.

Debut en El Sadar y mal resultado para un equipo en formación y al que le faltan aún llegadas como Roberto Torres y el fichaje urgente y muy necesario de un pivote de contención con músculo. 

De los nuevos, me quedo con Jaime por su desparpajo y su propuesta siempre de encarar al contrario. En su contra le veo que le sobra abusar del balón en ocasiones y que lleva muy abajo la cabeza. Oriol, haciendo de Oriol pero cayendo en exceso al medio del campo y Fran Mérida falto de ritmo para esta categoría. Espero que lo vaya cogiendo con el paso de los días.

Como dijo Martín en su día, y es a lo que este año, además de no hablar de futuro voy a disfrutar de lo que hay, independientemente del resultado y de si bajamos o nos mantenemos. Esta vida está hecha para disfrutar de lo que hay y no para buscar siempre el "y si..."

foto: eitb.eus

sábado, 20 de agosto de 2016

¡Ya estamos aquí! Málaga 1- Osasuna 1

Puesta de largo de Osasuna en su vuelta a la primera división y pocos cambios en lo fundamental en este equipo; calcada propuesta de juego a la de la promoción de ascenso e ideas muy claras de cómo afrontar un partido muy especial fuera de casa. 

Partido especial por todos los condicionantes que llevaba: malos resultados en pretemporada, con sensaciones negativas en defensa (pilar fundamental de los equipos de Martín), debut en la máxima categoría para un número importante de chicos y típico partido jugado en agosto, en los que los equipos no están cerrados y las sorpresas se dan con más facilidad.

Con este menú no tardamos mucho en ver que la propuesta de Osasuna volvía a ser nítida, clara como el agua del Urederra en su nacimiento. Como ya se intuía allá por junio, la vuelta al primer nivel le hacía a Martín entrar con doble pivote y reforzar esa zona para dar mucha más libertad a sus carrileros. Siempre tienen la seguridad de tener cinco defendiendo y eso es una ventaja psicológica importante para ellos.

Aquí es donde se puede ver que los esquemas son números, pero que el jugador es quien al ejecutarlos a su modo los hace válidos o menos buenos. La propuesta Javi-Fuentes tenía el punto defensivo típico y lógico del día de ayer, pero la entrada de Buñuel lo hacían mucho más ofensivo por sus características. Eso sí, en su espalda nos pilló el Málaga. Lo bueno también tiene su riesgo, asumámoslo y tomémoslo, no pasa nada.

Buen partido en general de Osasuna en el que volvimos a ver la importancia de un chico como Oriol Riera para fijar a los centrales y no dejar la salida limpia de balón y en el que los nuestros me dejaron buenas sensaciones. Pero es que este año me he propuesto no pensar más allá de lo que vi, la experiencia me dice que los futurólogos no lo tienen fácil y que en deporte es complicadísimo acertar.

Buena tarjeta de presentación para como se podía prever con los resultados de pretemporada de unos y otros y detalles positivos de gente nueva como Fausto, Jaime Fran Mérida. A mí Fuentes me pareció más flojo y creo que si Martín busca carril ofensivo poco sitio tiene ahí. 

Aún con la cabeza puesta en piscinas, encierros, fiestas o Juegos Olímpicos ya tenemos aquí la liga y ha empezado lo de verdad. ¡Ya estamos aquí!


foto: www.diariodenavarra.es

domingo, 19 de junio de 2016

Señor Monreal, su ático.

¡Pues no es cabezón el de Campanas ni nada! Lejos queda cuando soltó lo del famoso ático y muchos nos mirábamos atónitos pensando que era una fantasmada de otoño. Cierto es que lo nuestro era fruto más de prejuicios de pasado que de hechos reales y de presente. 

Pasó la temporada y aún en el penúltimo partido seguíamos viendo lejos el último piso del edificio; la derrota con el Huesca nos dejaba en una altura cercana, pero parecía que el ascensor no tenía mucho más recorrido. Oviedo nos hizo ver que no, que había pilas y que el cuento cambiaba radicalmente. De tapados a equipo favorito a nada que conozcas un poco el mundo del fútbol.

Lo de Osasuna con la promoción es de estudio para quien algún día quiera manejar un vestuario. Y como yo estoy en ese camino, no pienso desaprovechar una charla con Martín (si me lo permite, claro está) para aprender cómo se hace para que un equipo casi muerto en lo físico supere todas las adversidades y dé un repaso de tomo y lomo a los equipos llamados a ascender.

El ascenso es la guinda del pastel a un trabajo que ya estaba hecho y con nota de sobresaliente; se había cumplido con todo lo que se había puesto como tarea: salvar al equipo, sacar chicos y crear osasunismo. Todo estaba rayando la mayor puntuación, pero lo del ascenso redondea una temporada de ensueño de la que muchos querremos borrar cosas que escribimos o dijimos. Fútbol en estado puro.

Como dice Martín: "Osasuna ha resucitado" y eso no es cualquier cosa. Ha resucitado en lo deportivo pero también vuelve a ser el osasunismo que nunca quisimos que desapareciera. En buena medida es culpa del míster y su plantilla, porque apoyos de otros no es que haya tenido muchos. Pero esto es otro tema y tiempo habrá de hablarlo, quizá el mismo protagonista lo haga.

Final de una temporada larga, con el típico Dragón Khan rojillo y que si no fuera por lo deportivo se estaba haciendo pesadita. En agosto nos volveremos a ver por aquí, ya en primera y con otros protagonistas. 

En estos momentos ya solo puedo deciros que muchísimas gracias por vuestras lecturas, que habéis batido todos los récords de entradas y que sin vosotros esto no tendría sentido alguno: ¡ESKERRIK ASKO!
Foto: interiorismos.com


domingo, 12 de junio de 2016

El sexto nos ha salido respondón. Nástic 2- Osasuna 3

Desde que terminó la liga vengo diciendo que si hay un equipo al que nadie quiere enfrentarse a estas alturas es a cualquiera que entrene Martín. Pues ahora mismo ya creo que Osasuna es el máximo favorito al ascenso, porque a su tremenda fuerza mental se le añade que ha llegado al momento clave con algo que no ha tenido en toda la temporada: gol.

El peor guión que pasaba por la cabeza de cualquier rojillo era encajar un gol al poco de empezar el partido y eso se produjo. Y ocurrió porque el Nástic salió como se debe salir a por un partido así y porque Osasuna no terminó de ver a tiempo por dónde tenía la fuga de agua.

La defensa de tres (sí, tres y sin carrileros) que planteó Moreno con superioridad en el centro del campo, le permitía llegar con uno e incluso dos más a la banda de Javi Flaño, éste no recibía la ayuda que necesitaba y se veía desbordado. El Nástic pisaba el área con peligro hasta que en una de ellas, y cuando solo habían pasado 7 minutos, llegó el gol de Naranjo que nos ponía en la peor de las situaciones.

Pero había un detalle no menor para el Nástic; la primera ocasión del partido había sido para Kenan y eso le hizo a Moreno no seguir con la oleada de ataques, cubrir más su defensa y pasar a un 4-4-2, viendo que había tiempo de poder hacer un segundo gol que les metía en la final. A partir de aquí el partido se igualó más y Osasuna empezó a controlar mejor la situación. Volvía a aparecer el miedo tarraconense al juego aéreo y motivos no le faltaban.

Como no podía ser menos ahí estaba la falta lateral rojilla con remate de cabeza de David García que era capaz de llevar la tranquilidad a los desplazados a Tarragona y a los que vieron el partido en Pamplona , en un momento en el que costaba pasar la saliva por la garganta. El chico, junto con Javi Flañose vuelve a apuntar para los goles decisivos de final de temporada. Este gol dejaba tocado, muy tocado al Nástic y sus esperanzas.

La segunda parte ya fue otra cosa; al ímpetu de los locales Osasuna le plantó oficio, veteranía y, hasta diría yo, cierta chulería bien entendida como lo refleja el segundo gol, que es un gol de antología en combinación, calidad y definición. 

A partir de ahí, golpe en la mesa del sexto clasificado y control absoluto del partido, aguantando bien no solo el juego sino el otro fútbol. No era fácil no caer en la provocación de un equipo desquiciado y el equipo de Martín lo hizo bien, algún pero hay con tarjetas evitables, pero no era sencillo.

Tremenda tarjeta de presentación de Osasuna para la final. Ahora mismo ni en Girona ni en Córdoba tienen que estar tranquilos con lo que les viene en caso de pasar a la final. Hay un equipo que ha demostrado fortaleza mental, compañerismo, solidaridad y encima ahora tiene gol.

La Primera está a dos pasos, el osasunismo dispuesto a no dejar pasar la oportunidad y un equipo que sabe lo que tiene entre manos: dejen paso al sexto, que nos ha salido respondón.

P.D. Se ven muchos vídeos, se oyen infinidad de audios de la afición de Osasuna, pero donde realmente demostró su grandeza fue cuando hizo que Nino diese la vuelta en su camino y tuviera que ir a agradecer el gesto de apoyo de su afición. ¡Grandes!

Foto: J.A. Goñi www.diariodenavarra.es

jueves, 9 de junio de 2016

Enésima lección de Merino. Osasuna 3- Nástic 1

Mira que llevo ya un tiempo queriendo que esto termine, pero es que es ver cómo está acabando la temporada Mikel Merino, cómo está arrastrando a Osasuna y uno se viene arriba. Vaya nueva lección nos volvió a echar ayer el hijo de la Maite.

Martín plantó bien el equipo para lo que tenemos entre mano; veteranía, experiencia y bien arropados atrás con la defensa de tres centrales aunque con una variante más defensiva como era meter a Mikel de pareja con Manuel a la hora de defender. Se venía diciendo toda la semana y hasta el presidente lo aportó acertadamente: portería a cero.

Algo no iba al comienzo del partido, se notaba un tembleque de piernas propio de un partido tan especial y los nervios provocaban desajustes que daban al Nástic espacios muy peligrosos para nuestros intereses. En esta situación llamaban poderosamente la atención dos detalles: Oier perdía el sitio con demasiada facilidad y De las Cuevas y Emaná eran dos témpanos de hielo entre tanto fragor y calenturas. La diferencia es que Miguel usaba balas y el moreno tiene mucho de fuego de artificio, creyéndose el rey del mambo cuando su equipo pide otra cosa en muchos momentos. Mejor para nosotros.

La omnipresencia de Merino se hacía palpable conforme pasaban los minutos pero el Nástic había estudiado bien esta situación. Al paso adelante de Mikel le acompañaba la bajada de Emaná para buscarle las cosquillas a Manuel en su soledad en el pivote, y bien que lo logró. 

Sufría el cordobés, como ha sufrido en todas las ocasiones en las que ha tenido que lidiar como pivote único. No tiene velocidad para cubrir tanto espacio como su compañero y le cogen con facilidad si se encuentra solo. Ahí Martín y Mikel estuvieron listos y el 8 empezó a aguantar más su sitio, permitiendo al equipo tener más equilibrio en defensa.

Y llegó, acompañado de un equipo más tranquilo y asentado, lo que ya se comentó que sería clave en este final de temporada; el balón parado. Con dos jugadas de estrategia nos fue suficiente para irnos al descanso con un alucinante 2-0 que hacían que El Sadar se vistiera con sus mejores galas. Ya había llegado elegante, pero el partido fue poniendo más guapo si cabía a un estadio y una afición, esta vez sí, volcada con el equipo y su objetivo.

La segunda parte ya fue otra cosa. Y lo fue por diferentes cuestiones; lo fue porque, como era previsible, el Nástic salió en tromba; lo fue porque Moreno metió dinamita de la buena y se vio pronto que Luc no era como Emaná, este disparaba de verdad y marcó un golazo. Y también lo fue porque faltaba por ver la obra de arte que nos guardaba Merino con la salida de balón para el tercer gol. 

Dos golazos en una misma parte y muy diferentes los dos. El de Kodro es una orientación perfecta y un disparo cruzado genial. El de Luc es un gesto técnico digno de ver y volver a ver.

A partir de aquí había que jugar al otro fútbol y ahí Osasuna lo bordó con un buen control del partido y con unos cambios acertados por parte de Martín. Se unió descanso a jugadores clave con salida de chicos enchufados para lo que se les pidió, más Maikel y Pucko que Alex

Diferencia muy importante la que lleva Osasuna a Tarragona pero con la que no cabe la relajación. Solo esto podría ser lo más peligroso para nuestros intereses y conviene no dejar que el Nástic se meta pronto en el partido. Nuestro interés era dejar la portería a cero, ahora debemos acompañar eso con el ir a hacer gol a Tarragona.

Mikel: tú a lo tuyo, échanos unas cuantas obras más de las tuyas. La de ayer fue para grabar desde la grada alta y ponerla en todas las escuelas de fútbol.





domingo, 5 de junio de 2016

En el sexto y subiendo. Oviedo 0- Osasuna 5

Anda que no ha dado minutos para tertulias de bar, de radio, de tele y tinta en los papeles, para calificar como coaching, bravuconada o humo todo lo que decía Martín de su ático. Pues aquí está Osasuna, final de liga, situados en el 6º piso y con pintas de que el ascensor no va a parar y va a seguir para arriba. Está complicado porque los vecinos de arriba son duros de pelar y muy abueletes, pero con esta plantilla yo ya no vaticino nada: son capaces de todo.

No habrá nadie que piense que voy a dar una chapa sobre lo de ayer en Oviedo, ¿no? Siempre se ha dicho que dos no riñen si uno no quiere, y ayer en el Nuevo Tartiere solo hubo un equipo que quiso jugar a esto que llamamos fútbol; el otro fue a pasar la tarde. 

Eso sí, muy meritorio Osasuna saliendo en tromba para poner la presión en otros campos e intentar conseguir el máximo de goles posibles para que la más que segura victoria del Alcorcón se quedara en nada. Aunque como ya dije durante toda la semana pasada, la clave andaba por Ponferrada y de nuevo los últimos minutos de liga fueron clave para nosotros.

Por supuesto no diré nada de un 0-5 con defensa de 3 centrales o el momento amarrategi de Martín sacando a Manuel y Tano contra 10. ¡Uy, sí lo he hecho! Bromas que se pueden hacer con una clasificación a la promoción en el bolsillo.

Y ahora comienza una nueva temporada, un ciclo de posibles cuatro partidos en el que llegamos fundidos en lo físico en unos cuantos jugadores, pero en el que la cabeza y el corazón pueden más que las piernas. Afrontamos un tramo para el que De las Cuevas ha llegado en forma y para el que gente como Manuel o Kenan están a tope. 

No me gustaría ser rival de Osasuna en esta promoción, pero también soy consciente de que hay otros tres equipos muy fuertes y me impone respeto la veteranía y saber jugar del Córdoba, a pesar de la baja de Andone.

Comienza la promoción y ya estamos en el sexto; el ático nos espera y el ascensor no tiene pinta de parar. Tarraco y su equipo dictarán sentencia sobre si le dan al stop o seguimos.


domingo, 29 de mayo de 2016

Cabeza y corazón, difícil juntarlos hoy. Osasuna 2- Huesca 3

Si me permitís, hoy dividiré esto en dos partes: una la haré con la cabeza y la otra con el corazón. Es complicado hacerlo con la primera porque el partido tenía mucho de sentimiento y el final ha sido cruel con un equipo que no se merecía ese final. Veis, ya me está llevando la patata en el teclado.

Empezaremos por la cabeza, a ver si soy capaz. Nos visitaba hoy el sexto mejor equipo fuera de casa de toda la categoría, venía de ganar en su última salida al Leganés por el mismo resultado que hoy y ya se preveía partido muy complicado. Con esta premisa no he podido entender el engendro que en varias ocasiones ha probado Martín poniendo de lateral a Alex o Pucko en otras ocasiones.

Anquela es perro viejo y tiene un grupo de jugadores ofensivos que leen los partidos de maravilla y que han visto sangre para el minuto 1. Aun así no hemos salido mal, con un Alex mucho más entonado que sus últimas veces y con De las Cuevas en plan mandón. A pesar de algún susto en defensa, pronto nos hemos adelantado en el marcador haciendo presagiar partido controlado; mucho más con la desgraciada lesión de Fran Mérida que dejaba muy tocado al Huesca.


Todo bien hasta que ha llegado el error defensivo (me falta ver la televisión para comprobar de dónde viene semejante desajuste) que Alex Berenguer, en un error de chico joven, ha magnificado con una falta y expulsión. El posterior lanzamiento perfecto, por mucho que fuera al palo del portero, a mí me parece imparable. 

Aquí el equipo parecía que podía hundirse y yo no he visto tal cosa. Ajuste defensivo a línea de cuatro, pivote único, línea de tres y Nino arriba. No estaba incómodo Osasuna hasta que el Huesca ha hecho una obra de arte convertida en su segundo gol. Poco o nada que reprochar cuando el rival demuestra su calidad y hace este nuevo gol.

Volvíamos del descanso en la misma tónica de juego, mandando en el juego (el Huesca estaba muy cómodo así) y provocando dos ocasiones claras de Kenan que no ha logrado materializar. Esto parece que ha despertado el ansia de Martín y ha decido cambiarle por Urko Vera. Error tremendo porque el chaval estaba echando buenos minutos y al killer ni está ni se le espera. Con haber cambiado el esquema como ha hecho tirando a De las Cuevas a banda y metiendo a Kodro con Nino bastaba. 

Y en estas estábamos cuando, mientras nosotros hacíamos cuentas de si el Huesca estaba salvado aun perdiendo, y habiendo visto la enésima barbaridad de Mikel Merino, llegan los chicos estos de Anquela y se dedican a demostrar que son unos artistas tocándola entre líneas y jugando a la contra. En una de ellas llega un gol desafortunado que nos hunde en la moral y nos impide ver que sigue habiendo vida.

Ahora llega el corazón: así es complicado que un rojillo no se enganche a Osasuna. Con diez, con el partido llamado a la épica y el equipo nunca le ha perdido la cara, lo ha dado todo aun estando en la reserva y nadie se ha guardado nada. Orgullo es lo que he sentido y lo que siento por esta plantilla y por su cuerpo técnico (del cual yo no confiaba, sí). No pido más, pido sentirme identificado con lo que hay en el campo y el miércoles y hoy lo he sentido.

Dicen que hay vida hasta el sábado a las diez y media, más o menos, y ahí habrá que agarrarse. ¿Complicado? Muchísimo, pero no más que en Sabadell en el minuto 89. Tiempo habrá la semana que viene para ver en qué queda esto. De momento, que nos quiten lo bailao.

foto: emocioteca.com